Buñuelos de tocino y huevos

Los buñuelos de tocino y huevos son una mezcla entre dulce y salado, lo que genera un sabor ideal para comenzar nuestro día, después de todo, en múltiples dietas para perder peso, se recomienda el consumo de estos alimentos como parte de nuestro desayuno.

Ingredientes
1 taza de agua fría
2 cucharadas de agua fría
1/2 taza de mantequilla
2 cucharadas de azúcar blanca
1/4 cucharadita de sal
1/8 cucharadita de nuez moscada recién molida
1 taza de harina
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
4 huevos grandes
12 tiras de tocino, cortadas transversalmente en tiras
Aceite vegetal para freír
1/4 taza de jarabe de arce, para servir
1/4 cucharadita de sal

Lo primero que debemos hacer, es el vertir una taza más 2 cucharadas de agua fría en una cacerola a fuego medio alto. Añadiremos la mantequilla, azúcar, sal y nuez moscada. Cuando toda nuestra mezcla comienza a hervir, se reducirá el fuego a medio, para posterior a eso, añadir la harina. Cocinaremos, en donde iremos revolviendo constantemente, todo esto hasta que la mezcla comience a transformarse en una bola de masa suave, algo que nos tomara cerca de 2 minutos. Cuando se logre lo anterior, se retirara del fuego y la mezcla se transferirá a un tazón. Verteremos el extracto de vainilla en la mezcla. Romperemos la masa con un batidor o un tenedor, para dejar enfriar por unos 5 minutos.

Romperemos un huevo en el bol con la masa y se batirá hasta que se incorpore el huevo y nuestra masa se convierta en algo suaves y pegajoso, algo que nos tomara entre 4 a 5 minutos. Si notamos que la masa se pega dentro de nuestro recipiente, deberá ser limpiada con una espátula, todo esto antes de ir añadiendo un huevo a la vez. Batiremos cada vez que se agrega un huevo hasta que el huevo quede bien incorporado en nuestra masa. Cuando terminemos, cubriremos la masa con plástico y dejamos enfriar en nuestro refrigerador por aproximadamente una hora.

Ahora es turno de colocar el tocino en una sartén fría. Cocinaremos a fuego medio, en donde revolveremos ocasionalmente, todo esto hasta que el tocino esté dorado y crujiente, algo que nos tomara entre 5 a 8 minutos. Cuando se cocine, haremos una transferencia a un plato cubierto con toallas de papel, todo esto para drenar los excesos de aceite. Cuando el tocino se encuentre lo suficientemente frío como para ser manejado, lo colocaremos sobre una tabla de cortar y picaremos en trozos pequeños. Se deben guardar unos trozos de tocino, el resto se usaran para rellenar los buñuelos.

Calentaremos aceite en una olla grande o en un sartén profundo a 350 grados F (175 grados C). Retiraremos la masa del refrigerador y agregaremos los pedazos de tocino.

Colocaremos la masa en el aceite caliente por medidas (2 cucharadas). Los buñuelos se irán friendo por tandas para evitar aglomeraciones. Se debe freír hasta que la masa comienza a quedar café, girando de vez en cuando. Se cocinara y se irán girando hasta que se doren de manera uniforme, algo que debe tomar cerca de 7 minutos. Tras cocinar, trasladamos a un recipiente forrado en papel para drenar el aceite.

Nuestros buñuelos se pueden servir calientes, cubiertos con jarabe de arce y complementado con pedazos de tocino al costado.

23

Sin Comentarios

Escribe tu comentario